Centros de salud siguen con ambientes deteriorados en Chiclayo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Expuestos al sol, el viento frío, los olores de desagüe y durante varias horas, los pacientes de más bajos recursos económicos esperan ser atendidos en centros de salud con paredes húmedas con hongos, pisos deteriorados y techos a punto de caer. Esta es la situación en los establecimientos Túpac Amaru y La Victoria sector I, en la provincia de Chiclayo (región Lambayeque). Otros recintos como el de José Leonardo Ortiz y Villa Hermosa pasan por la misma situación.

En el centro de salud de Túpac Amaru, en el pueblo joven que lleva el mismo nombre, a raíz de las lluvias, el deterioro de la infraestructura ha empeorado. Los servicios higiénicos para el personal de salud, pacientes y administrativos funcionan con serias limitaciones. Situación similar se produce en el área para afectados con tuberculosis. Anteriormente, este diario denunció el colapso de desagües en el interior y exterior de este recinto.

A lo señalado se suma el colapso persistente del sistema de alcantarillado en los alrededores del establecimiento de salud.
«Ya se han hecho reclamos a la Geresa y al mismo gobernador, pero no hay una solución», expresó un personal médico que evitó identificarse por temor a represalias.

Además, la Contraloría en su Informe de Orientación de Oficio n.° 016-2023 advirtió que en diversas áreas del establecimiento hay la presencia de humedad y hongos, sin haber sido solucionados. Al respecto, la entidad concluye que el centro de salud brinda servicios en “una infraestructura con condiciones altamente afectadas y dañadas por el impacto de las lluvias producidas desde el 9 de marzo de 2023”.

Si bien, la provincia de Chiclayo soportó precipitaciones durante los días 9, 12 y 29 de marzo de 2023, los estragos en los centros de salud siguen presentes hasta la fecha.

Lo más preocupante, según la Contraloría, es que la jefa del centro de salud Túpac Amaru envió oficios al gerente regional de Salud, Jaime Nombera Cornejo, y a la Red Salud de Chiclayo, para pedir la rehabilitación de la infraestructura; sin embargo, no tuvieron respuesta necesaria e inmediata.

En el caso del centro de salud La Victoria sector I, ubicado en la calle Virú, la Contraloría también alertó, a través del Informe de Orientación de Oficio n.° 015-2023, problemas en la infraestructura y el funcionamiento de los servicios. Allí, también se observó la presencia de húmedad y hongos en las paredes, además de techos deteriorados.

Una situación que amerita intervención es el cerco perimétrico del centro de salud, debido a la alta presencia de humedad y salitre. El sistema de drenaje pluvial está afectado con óxido y corrosión en las varillas de acero que sostienen las canaletas.

COMENTARIOS

NOTICIAS RELACIONADAS