Congreso gastó casi medio millón de soles en membresías para foros interparlamentarios

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Los gastos en el Congreso no paran. El último 17 de octubre, la Mesa Directiva del Legislativo dispuso la renovación de la membresía con distintos foros parlamentarios internacionales con los que se perpetuarían los viajes indiscriminados de los congresistas a diferentes partes del mundo para los que el Legislativo destina miles de soles en algunos casos. El costo de esta membresía significa casi medio millón de soles de los fondos públicos.

El detalle de lo expedido por la Mesa Directiva que lidera Alejandro Soto Reyes fue presentada bajo el título de Acuerdo 037-2023-2024/MESA-CR, en el que se consigna el “pago de cuotas por concepto de membresía anual 2023 a Organismos y Foros Interparlamentarios”, los cuales surgen a solicitud del oficio 1207-2023-DGA/CR, provenientes de la Dirección general de Administración.

Los gastos en foros internacionales

Según el documento alertado por el periodista Diego Quispe, al que posteriormente accedió Infobae Perú, el pago de estas membresías está dirigido hacia la Unión Interparlamentaria, a la que se pagaron 33 mil 770 francos suizos; el parlamento Latinoamericano y Caribeño, al que se pagaron un total del $60 mil dólares; el ParlAmericas, para el que se dispusieron $13 mil dólares; y la Asociación de Secretarios de Parlamentos de la Unión Interparlamentaria, por la que se pagó el monto más bajo de 440 francos suizos.

Acuerdo de la Mesa Directiva en el que se consignan los pagos. Congreso de la República.Acuerdo de la Mesa Directiva en el que se consignan los pagos. Congreso de la República.

El pago para todas estas membresías está detallado para todo este año 2023, y en el documento se precisa que el pago se da por el concepto de pertenencia a “organismos internacionales de los cuales el Congreso de la República es miembro activo”; y que se encuentra refrendado por el presupuesto institucional aprobado para el año fiscal 2023 en el que estos pagos están incluidos.

El costo final por todos estos gastos en dólares y francos suizos representa un desembolso que al cambio de hoy es de al menos S/. 422 mil 591 soles, los cuales no están contados entre los gastos por viajes y viáticos que se les asigna a diferentes congresistas cada vez que salen del país con destino al extranjera en los “viajes de representación” cuando estos no son pagados por la institución que los invita.

Según el reporte realizado por La República, al consultar el hecho con la directora general de Administración del Congreso, Marisol Espinoza, respecto a desde cuándo se hacen efectivos pagos como estas membresías; la funcionaria evitó precisiones y solo aseveró que los pagos respectivos se dan “dependiendo de la fecha de los acuerdos que se hayan adherido”.

Presupuesto para viajes Parlamentarios, pero no para Órganos veladores de DD. HH.

Asimismo, incidió en que cada uno de los organismos se sustentan “de manera técnica”, a fin de dar una justificación al desembolso de estos miles de soles que siguen siendo un gasto bajo la excusa de la representación en un Legislativo con las cifras de aprobación totalmente reducidas; todo ello, mientras que el Legislativo insiste en apartar al Perú de otros Organismos Internacionales veladores de derechos humanos con los que no se encuentran conformes.

De hecho, una de estas propuestas ya reposa en el Legislativo, mediante la moción presentada en la que se plantea una exhortación a la presidenta Dina Boluarte a que evalúe que el Ejecutivo suspenda el pago de la cuota del fondo regular de la Organización de Estados Americanos (OEA); a la que se encuentra adscrita la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en la que el Perú protagonizó un bochornoso incidente el último 10 de noviembre.

Como si esto no fuera poco, hace un par de semanas la comisión de Constitución aprobó un dictamen en el que se proponía la creación de una comisión de alto nivel conformada por diferentes funcionarios y altos miembros del Ejecutivo en la que se plantearía la revisión de los acuerdos del Ejecutivo respecto al Sistema Internacional de Derechos Humanos.

COMENTARIOS

NOTICIAS RELACIONADAS