Plantean desde el Congreso proyecto de ley para incorporar la bicameralidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

El legislador Wilson Soto, de Acción Popular en conjunto con los otros integrantes de este grupo parlamentario presentó el último viernes 8 el abril el proyecto de ley n.° 1708/2021-CR con el fin de incorporar la bicameralidad en el Congreso de la República.

Esta iniciativa de reforma constitucional busca modificar el inciso 5 del artículo 2, y los artículos 56, 57, 77, 78, 79, 80, 81, 82, 87, 90, 94, 99, 100 101, 102, 104, 105, 106, 107, 108, 113, 114, 115, 116, 117, 118, 125, 129, 130, 131, 132, 134, 135, 136, 137, 139, 145, 157, 159, 160, 161, 162, 178, 191, 194, 200, 201, 203 y 206 de la Constitución.

Asimismo, el proyecto señala que con estas modificaciones se buscaría “incorporar el sistema bicameral del Poder Legislativo, cambiando su composición, atribuciones, funciones y competencias para mejorar la labor de representación, fiscalización, tener mayor reflexión en el debate y aprobación de los proyectos de ley y finalmente lograr la legitimidad del Parlamento”.

En ese sentido, el proyecto señala que tiene como objetivo restituir las cámaras de diputados y senadores. Además, explica que esta última cámara funcionaría durante el receso parlamentario, que tendrá 30 integrantes en concordancia con la densidad electoral.

Esta iniciativa de la bancada acciopopulista indica que los senadores y diputados “son elegidos por un periodo de cinco años mediante un proceso electoral conforme a ley”.

Además, menciona que los candidatos a la presidencia de la República “no pueden integrar la lista de candidatos a congresistas”. No obstante, los aspirantes a la vicepresidenta “sí pueden ser simultáneamente candidatos a senadores o diputados.

“Para ser elegido senador y diputado, se requiere ser peruano de nacimiento, haber cumplido 35 años para ser senador y veinticinco años para ser diputado, en ambos casos gozar de derecho de sufragio, no haber sido sentenciado en primera instancia por delito doloso en calidad de autor o cómplice y ser idóneo para el cargo”, se lee en el documento.

Por otro lado, en los argumentos del proyecto se resalta que la pérdida de la bicameralidad “supone dejarla sin contrapeso para la doble reflexión legislativa” y que, si bien no se podrá evitar que ambas cámaras tengan dificultad para ponerse de acuerdo, “una de ellas tendrá que rendirse y la tradición pide, salvo excepciones, que sea la cámara alta”.

COMENTARIOS

NOTICIAS RELACIONADAS